¿Estás endureciendo tu corazón?

Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy su voz, No endurezcáis vuestros corazones, Como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto. Hebreos 3:7-8

Cada vez que nos disponemos a leer la palabra de Dios o nos exponemos a escuchar un sermon o una reflexión, estamos aceptando oír la voz de Dios, conocer su voluntad para nuestra vidas, saber que es lo que Él quiere y no quiere que hagamos. Por medio de su palabra leída o escuchada recibimos guía para luego decidir qué hacemos con esa guía, podemos abrir nuestro corazón, aceptar la guía y seguir las ordenanzas del Señor o podemos endurecer nuestro corazón, rechazar la guía y menospreciar las ordenanzas del Señor.

La palabra del Señor nos advierte ¡No endurezcas tu corazón! Pero, ¿Que significa endurecer? Algunos sinónimos de esta palabra son deshumanizarse, encallecerse, insensibilizarse, embrutecerse, acorazar.

El acto de acorazar o amurallar nuestro corazón contra la palabra nos hace insensibles a la palabra y nos conduce a una mayor necedad.

Todas estas palabras nos dan a entender que endurecer nuestro corazón a la palabra escuchada o leída es, peligroso porque el acto de acorazar o amurallar nuestro corazón contra la palabra nos hace insensibles a la palabra y nos conduce a una mayor necedad.

Cada vez que rechazamos el evangelio estamos colocando un ladrillo más fuerte delante de nuestro corazón a la verdad de Dios. Esto es debido a que obtenemos más conocimiento de la obra salvadora de Dios pero esta no es suficientemente para cautivarnos ya que amamos más nuestro pecado y no lo queremos dejar para seguir a Cristo.

Esto se puede ver más claramente en las palabras que el Señor Jesús da al pueblo de Capernaúm, cuando dijo:

“Y tú, Capernaum, que eres levantada hasta el cielo, hasta el Hades serás abatida; porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en ti, habría permanecido hasta el día de hoy. Por tanto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para la tierra de Sodoma, que para ti.” Mateo 11:23-24

La Biblia nunca enfatiza que en Capernaúm se hubiera cometido más pecado o pecados de mayor gravedad, entonces ¿por qué va a ser más severo su castigo? Porque ellos habían visto al Señor de cerca, habían conocido sus obras y escuchado su mensaje. Pero decidieron no creerle y amaron más las tinieblas y no vinieron a la luz.

Si estás viviendo de esta manera, es urgente que te arrepientas y corras al Señor en quien puedes encontrar salvación. No pongas un ladrillo más contra el evangelio. Humíllate ante el Señor, Él es misericordioso y tiene poder para darte un nuevo y blando corazón. (Ezequiel 36:26-28)

Que hoy sea el día de arrepentimiento y gozo en el Señor.

Mira el video de este devocional Aquí.

Martin Manchego

Fotografia: http://hdwallpaper2013.com/love/broken-heart-love-pictures-hd-wallpaper.html

Anuncios

Un comentario en “¿Estás endureciendo tu corazón?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s